TEOLOGÍA, CULTURA, ARGENTINA; HISTORIA, SOCIEDAD, PASTORAL; ARTE, CINE, MÚSICA; IMAGINARIO, LITERATURA, MÍSTICA; LECTIO, ESPIRITUALIDAD, SABIDURÍA...

viernes, 1 de agosto de 2014

0. Nuevo SEMINARIO VIRTUAL GRATUITO 2014-2015 sobre TEOLOGÍA DEL CAMBIO DE ÉPOCA


Amigo/as:
Una vez más me pongo en contacto con ustedes para hacerles llegar una propuesta formativa. Se trata de un SEMINARIO VIRTUAL GRATUITO sobre TEOLOGÍA DEL CAMBIO DE ÉPOCA. Existen dos diferencias significativas con respecto a los cursos precedentes (semestral 2011 y anual 2012) con temática homónima.

1) A medida que fue pasando el tiempo, pude ir revisando, puliendo y enriqueciendo tanto la calidad como la cantidad de textos publicados (por ejemplo, hoy mismo salió Por el camino del Inca. Peregrinación mariana misionera por Perú y Ecuador), y completar una teología sistemática sumamente original, que ahora consta de 12 libros distribuidos en 7 volúmenes, editados todos ellos por Credo y Dictus Publishing (Saarbrücken, Alemania). Unas 2600 páginas en total... Esto posibilita recorrer un camino más rico y con mayores matices que antes. 
Se accede a la sinopsis general de toda la obra, que a la vez constituirá el itinerario de nuestro Seminario, con los correspondientes títulos y contenidos de los libros hipervinculados, desde el siguiente enlace:



2) Un SEMINARIO, a diferencia de un CURSO, deja mayor espacio para las posibilidades y creatividad de cada uno de los participantes. Por mi parte me limitaré a dar pistas de lectura, a sugerir textos relevantes de otros autores o autoras, y videos en You Tube significativos para cada una de las temáticas. 
Para participar no hace falta inscripción, aunque sí recomendaría que se "subscriban" (gratis, en la columna derecha del blog) para que les vaya llegando al correo electrónico cada una de las fichas, a medidas que las mismas vayan siendo posteadas semanalmente. 

¿A quiénes está destinado este Seminario?
A diferencia de las precedentes propuestas, este Seminario está destinado a personas con cierta formación teológica: catequistas y seminaristas, docentes y alumnos en carreras como Ciencias Sagradas, religioso/as y laico/as con significativo compromiso pastoral, etc.

De momento, les sugeriría que se vayan familiarizando con el material a partir de la referida Sinopsis. Por cualquier eventualidad, pueden comunicarse conmigo por correo: gerardoramos47@yahoo.com.ar. Les deseo un muy buen inicio.                                                                                                                                                                                  P. Gerardo

lunes, 24 de marzo de 2014

PAPA FRANCISCO, balance del primer año como Obispo de Roma (13/03/2013 - 13/03/2014)


El 13/03 se cumple el 1º aniversario de Pontificado del Papa Francisco. Dado que este blog presenta y despliega una "Teología del cambio de época" desde Argentina en plena sintonía con el estilo teológico-pastoral del actual Sucesor de Pedro, a lo largo del último año, en diferentes posts, fui "SIGUIENDO LOS PASOS, GESTOS Y ENSEÑANZAS DEL PAPA FRANCISCO" (Curso virtual gratuito 2013, en 13 fichas)
De un modo especial lo hice en el 3º volumen de mi heptalogía, un librito que tuvo gran difusión y que lleva por título "FRANCISCO, OBISPO DE ROMA EN EL AÑO DE LA FE" (Descargar): recoge de un modo ameno, sistemático e interpretado los primeros siete meses de su magisterio pastoral. Pero también "MISERICORDIA Y MÍSTICA EN LOS DISCÍPULOS MISIONEROS" (Descargar) despliega acentos bíblico-pastorales centrales en el magisterio del Papa actual. De un modo explícito "LECTIO PASTORAL Y SABIDURÍA CREYENTE" (Descargar), tanto en la introducción general al volumen, al indicar el modo de leer la Sagrada Escritura en contexto litúrgico (nota al pie nº2, página 22), como en el Prólogo al Epílogo, redactado por el mismo Jorge M. Bergoglio sj cinco meses antes de su elección como Obispo de Roma (páginas 421-422). 
Por último, también me dediqué a explorar y comentar la Exhortación apostólica "EVANGELII GAUDIUM" (6 fichas didácticas), que constituye el texto programático de referencia para todo su pontificado. 
Todo este material es hoy muy actual, y este 1º aniversario constituye una buena ocasión para revisarlo... Propongo a continuación un excelente video recapitulador (en italiano), realizado por la TG 1. También un enlace al sitio YouTube que permite escuchar todas las homilías diarias en la capilla de Santa Marta.



English     Français     Portugues

domingo, 23 de marzo de 2014

1/10 La vida como CAMINO y PEREGRINACIÓN hacia el SANTUARIO definitivo de Dios


Comienzo con la primera de las diez fichas que dedicaré a explicitar la articulación interna de los 12 libros, reunidos en 7 volúmenes, de mi TEOLOGÍA DEL CAMBIO DE ÉPOCA, tal como se visualiza en la Sinopsis diacrónico-sincrónica integradora. Aclaro que las mismas están destinadas a personas con cierta formación teológica que quieran comprender mejor la trabazón arquitectónica de las 2560 páginas que despliegan mi trabajo.
El eje principal de mi obra, que se concentra con mayor relevancia en la TRILOGÍA (7 libros en 3 volúmenes) se funda en la convicción de que la vida puede ser considerada como un camino que, a la luz de la experiencia cristiana, deviene peregrinación hacia el santuario trinitario de Dios. Esto queda plasmado en el Prólogo y el Epílogo, que llevan por nombre "La vida como peregrinación" (escrito a partir de la propia experiencia como peregrino hacia Santiago de Compostela, España) y "Peregrinando al Santuario" (Tril. III, B, inspirado en mi trabajo en el Santuario Basílica Nacional de Luján, Argentina), que recapitula lo más significativo de mi teología, y que fuera prologado por el ahora Papa Francisco, cuando era cardenal de Buenos Aires, cinco meses antes de su elección como Obispo de Roma. Se expresa también de este modo un movimiento histórico de la fe que parte del Viejo Mundo y se desplaza hacia el Nuevo Mundo.
La vida como camino que deviene peregrinación se convierte en un icono sapiencial, que subraya la vertiente prevalentemente personal de la vida humana, y anuda las principales experiencias, vivencias, sentimientos, pensamientos, anhelos y opciones de cada uno de nosotros; mientras que la peregrinación al santuario acentúa comparativamente la vertiente eclesial del pueblo de Dios peregrino, como así también sus nutrientes específicamente teologales: la fe, esperanza y caridad. Más aún, este horizonte último convierte progresivamente, al mismo mundo y por la encarnación del Hijo de Dios, en santuario y morada de Dios, tal como lo destaco en la exégesis bíblico-pastoral de Jesús y la mujer samaritana, que introduce el Epílogo. 
Entre ambos iconos, el sapiencial y el teologal, se despliega "La pastoral de la Iglesia" (Tril. II, B), que presupone la fe de los cristianos (Tril. I, B) ante el cambio de época y en perspectiva profético-escatológica (Tril. II B apénd.). Se asume de este modo, con cierta tensión paradojal, las coordenadas espacio-temporales y el horizonte trascendente de nuestro peregrinar en Dios y hacia Dios.

lunes, 20 de enero de 2014

¿Se ha convertido BETHARRAM en una ONG?


El Papa Francisco ha hecho notar a menudo que, cuando se pierde la capacidad de adoración y se instala en lugar del Señor un ídolo, la Iglesia corre el riesgo de convertirse en una ONG, ya que acaba prevaleciendo el orden institucional por encima del dinamismo teologal. Diez indicios me hacen pensar que Betharram, el Instituto religioso al cual pertenezco, podría estarse convirtiendo, al menos en algunas regiones, en una ONG. Son reflexiones que fui madurando y confrontando a lo largo de 8 días de Ejercicios Espirituales ignacianos (del 02 al 10/01), y a las que ahora añado en este color aportes del Diálogo del Papa Francisco sobre la vida religiosa con los Superiores Generales de 120 Institutos masculinos ("Despierten al mundo", 29/11/2013).
1) Algunos de sus líderes emblemáticos se perpetúan en sus cargos con evidente pragmatismo funcional. 
2) Cada vez hay menos lugar para la vida religiosa en la misión, cada vez más se contratan "laicos betharramitas a sueldo", capaces y dispuestos a decir, hacer o celebrar lo que haya que decir, hacer o celebrar.
3) Casi todos los recursos (humanos, económicos, administrativos) se utilizan para el mantenimiento "autorreferencial" del Statu Quo institucional, y lo demás (¡los demás!) no cuentan. Se impone así un cierto betharramitismo ideológico que pretende ser más betharramita que católico, más católico que evangélico.
4) Prevalecen criterios europeos envejecidos que ahuyentan o desencantan posibles nuevas vocaciones. "Es necesario considerar que el lenguaje de hoy de los jóvenes en formación es distinto de aquél de quienes los han precedido: vivimos un cambio de época. La formación es una obra artesanal, no policíaca. Tenemos que formar el corazón [...]. No tenemos que formar administradores, sino padres, hermanos, compañeros de camino". A modo de ejemplo, en un Instituto de derecho pontificio fundado en 1832 y esparcido en cuatro continentes, los cinco miembros del actual Consejo General son europeos, y tres de ellos milaneses... Al respecto, el Papa subraya la necesidad de "introducir en el gobierno central de las Órdenes y de las Congregaciones [y no solo en las fotos] a personas de varias culturas, que expresen modos diferentes de vivir el carisma". 
5) Egipto se pierde y el Faraón sigue endureciendo el corazón. Por momentos daría la impresión que esta tendencia se acentúa, sobre todo a partir de la promulgación de la nueva Regla de Vida (2008, redactada por otras 5 personas nacidas en Europa), y que las cosas marchan "a contracorriente"... del actual estilo pastoral-eclesial que el Espíritu ha ido suscitando con Francisco quien está convencido de que "los grandes cambios de la historia se realizan cuando la realidad fue vista no desde el centro, sino desde la periferia".
6) Las comunidades se configuran más a partir de los edificios disponibles o "presencias" institucionales que urgen que de un discernimiento carismático serio de los signos de los tiempos. Al respecto, habría que tener en cuenta que "el carisma permanece, es fuerte, la obra pasa. A veces se confunde Instituto y obra. El Instituto es creativo, busca siempre caminos nuevos", porque "las periferias cambian" (Papa Francisco). Nuestro fundador san Miguel Garicoïts prefería que no se tuvieran "obras propias" para -dicho en términos actuales- no asfixiar la "misionariedad". 
7) Esto hace que en ocasiones las mismas comunidades se hayan convertido en "campamentos de refugiados" de 'inferiores', que los 'superiores' (!) permanentemente reorganizan, y donde depositan a la gente que sobra o no se adapta (las "vidas desperdiciadas" de Z. Bauman) a las exigencias funcionales del sistema (la ONG), olvidando que quienes siempre colaboran y nunca traen problemas acabaron siendo, históricamente, quienes finalmente trajeron mayores "dolores de cabeza".
8) En algunos países, para los últimos mohicanos que quedamos como religiosos, los que no nos hemos muerto, envejecido irreversiblemente o ido de Betharram (que son las más típicas plagas de Egipto a las que antes hice referencia), solo parecería haber tres posibilidades: a) mundanizarse; b) aniñarse; c) vivir en permanente conflicto. Es cierto que "en todas las familias y en todos los grupos humanos hay conflictos. Y el conflicto debe ser asumido: no debe ser ignorado. Si se lo tapa, eso crea una presión y después explota" (Papa Francisco). Lamentablemente, quienes gestionan "estructuras caducas" tienden a juzgar o hacer de cuenta que todo está imperturbablemente bien... hasta que ya es demasiado tarde.
9) Por momentos parecería que Betharram tiene "terror" a una verdadera inculturación de la fe que le haga perder a la ONG el control total de sus recursos. No ha logrado trascender el modelo de implantación de la fe asociado a la expansión colonial decimonónica. Puede cambiar y de hecho cambia el sujeto (primero franceses, luego italianos, españoles, etc.) pero no cambia el modelo. Éste consiste en controlar y disciplinar desde el centro a las periferias, con una política de premios y castigos, promociones y exclusiones, reconocimientos y ninguneos que hacen violencia u oídos sordos a las mociones del Espíritu Santo en muchos religiosos, quebrando la unidad y dividiendo o expulsando a los hermanos. Dice en cambio el Papa Francisco que "el carisma no es una botella de agua destilada", que "es necesario vivirlo con energía, releyéndolo también culturalmente". Hay que repensar la inculturación del carisma. "Es más, tenemos que pedir siempre perdón y mirar con mucha vergüenza las frustraciones apostólicas que [al respecto] fueron causadas por falta de coraje [...]. No debemos hacer del carisma algo rígido o uniforme. Cuando nosotros uniformamos nuestra cultura, entonces matamos el carisma".
10) En alguna ocasión, hice notar que vivía en una "escalera", no en una "comunidad", ya que cada uno de sus miembros tenía un nivel "jerárquico" diferente, con obligación gradual de secretismo. ¿Se puede compartir una fraternidad real en estas condiciones?

No quisiera que alguno se enoje porque "hago lío" (ya que "ser profetas a veces puede significar hacer ruido..., la profecía hace rumor, ruido, algunos dicen 'lío'"), ni quedar como un mero profeta de calamidades (porque "la profecía anuncia el espíritu del Evangelio"). De hecho, en 1998 defendí mi tesis doctoral que llevó por título Hacia una más plena inculturación de la vida religiosa betharramita en América Latina, según creo no muy leída, y tenía un fuerte tono propositivo (puede buscarse en Google y leerse on-line). Pero desde entonces anduve internamente cada vez más desocupado...

¿Qué salida existe? "La Iglesia debe ser atractiva. ¡Despertar al mundo! ¡Sean testimonio de un modo distinto de hacer, de actuar, de vivir! [...]. Estamos hablando de una mirada escatológica, de los valores del Reino encarnados aquí, sobre esta tierra" (Papa Francisco). Hay que animarse a vivir con radical decisión creyente las exigencias carismáticas medulares de nuestra consagración: la disponibilidad del "aquí estoy", propia de los discípulos misioneros, proféticamente inculturada en el cambio epocal y la vida de las iglesias particulares. Para eso hay que ir más allá de esa asfixiante cultura institucional, más jurídica que teologal, más administrativa que misionera. Hay que "anunciar a Cristo a una generación que cambia", y "estar atentos a no suministrarles una vacuna contra la fe". Hay que abrir puertas y ventanas para que entre aire fresco (¡basta de ese ilusorio aire acondicionado que estropea la salud espiritual y enferma!). "Hay que salir": otras personas, otras opiniones, otros criterios, otras procedencias y espacios, otras instancias eclesiales: no más de lo mismo, de los mismos y para todo. "Hoy Dios nos pide esto: salir del nido que nos contiene para ser enviados", especialmente a "situaciones de exclusión y de marginación". Todo esto "se tiene que discernir según el carisma propio" (Papa Francisco).
Mirado humanamente, -soy contundente- en esto se juega el futuro. Y si no, que el último apague la luz...

PS: Como lo que aquí digo de un sujeto eclesial concreto es probablemente aplicable a espacios eclesiales más amplios, sugiero vivamente la lectura del libro A. ZANOTTI DE SAVANTI, Pensar las crisis en la vida sacerdotal y consagrada, Ágape Libros, Buenos Aires, 2013, que siguiendo lo reflexionado en un encuentro nacional para la Formación Permanente del Clero, hace un excelente abordaje sistémico de las dificultades que viven las personas consagradas. También recomiendo la lectura del artículo de C. DOMÍNGUEZ MORANO sj, "Uno solo es vuestro Padre", Boletín de espiritualidad 239 (Dic.2012) 33-44. El referido Diálogo del Papa Francisco fue publicado en La Civiltà Cattolica, I (2014) 3-17.

viernes, 17 de enero de 2014

[15] EVANGELII GAUDIUM, Introducción y Capítulo I: "La transformación misionera de la Iglesia"


Retomamos el curso virtual "Siguiendo los pasos, gestos y enseñanzas del Papa Francisco" a partir de la Exhortación apostólica "Evangelii gaudium".



En las siguientes cinco fichas, presentaré una síntesis de cada uno de sus capítulos, los pondré en relación con textos previos del pontífice, concernientes al Año de la Fe, y propondré algunas preguntas para la meditación personal y la conversión pastoral-misionera.

Dice Francisco en el Capítulo primero ("La transformación misionera de la Iglesia") que "la nueva etapa evangelizadora [debe estar] marcada por la alegría" (EG 1), que surge del "encuentro personal con Jesucristo" (EG 3) y de la "salida misionera" (EG 15), porque "la vida se acrecienta dándola y se debilita en el aislamiento y la comodidad" (EG 10). 
"Cada vez que intentamos volver a la fuente y recuperar la frescura original del Evangelio, brotan nuevos caminos, métodos creativos, otras formas de expresión, signos más elocuentes, palabras cargadas de renovado significado para el mundo actual" (EG 11). La alegría "siempre tiene la dinámica del éxodo y del don, del salir de sí, del caminar y sembrar siempre de nuevo, siempre más allá" (EG 21).
Por eso, como el Señor, "¡atrevámonos un poco más a primerear!" (EG 24), propiciando una "opción misionera capaz de transformarlo todo" más que evangelizando "para la autopreservación" (EG 27). "Conversión misionera" y "pastoral" de las parroquias, del obispo y "también [d]el papado y las estructuras centrales de la Iglesia universal" (EG 30-32). 
"Una pastoral en clave misionera no se obsesiona por la transmisión desarticulada de una multitud de doctrinas que se intenta imponer a fuerza de insistencia" (EG 35), o por mantener "costumbres propias no directamente ligadas al núcleo del Evangelio" (EG 43), sino que más bien es una "Iglesia 'en salida' [...] con las puertas abiertas" (EG 46), que se concentra en la "misericordia [...] la más grande de las virtudes" (EG 37), permite que "todos puedan integrar la comunidad" (EG 47), se preocupa de que su "dinamismo misionero" llegue "a todos, sin excepciones", pero privilegia a los pobres y enfermos (EG 48). 
Concluye el Papa: "Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades" (EG 49).
Pueden seguirse textos previos, afines a los presentados, en Francisco, obispo de Roma en el Año de la Fe, pp.63-68 ("Necesarias reformas en la Iglesia") y 33-42 ("Una pastoral de la misericordia" y "Pastores con olor a oveja"). Puede verse una síntesis de toda la exhortación apostólica en el Apéndice 2: La "Evangelii gaudium" del Papa Francisco, un nuevo tono hermenéutico-pastoral" (pp.31-44).



Podemos preguntarnos: en lo personal y en lo comunitario, ¿es la alegría una característica de nuestro discipulado misionero? ¿Surge del encuentro siempre vivo con Jesucristo? ¿Anima una pastoral de puertas abiertas y un dinamismo misionero? ¿Se abre suficientemente a los pobres y enfermos, o más bien tiende a la autopreservación, la comodidad y el encierro enfermizo?

miércoles, 15 de enero de 2014

[16] EVANGELII GAUDIUM, cap.II: "En la crisis del compromiso comunitario"


En el marco de un ejercicio de "discernimiento evangélico" (EG 50), el Papa se detiene "con una mirada pastoral, en algunos aspectos de la realidad que pueden detener o debilitar los dinamismos de renovación misionera" (EG 51). Observa que "la humanidad vive en este momento un giro histórico" o "cambio de época" (EG 52), en el que de la mano de un "fetichismo del dinero" y la "dictadura de una economía sin rostro" (EG 55), "todo entra dentro del juego de la competitividad y de la ley del más fuerte" (EG 53), y donde "se ha desarrollado una globalización de la indiferencia" (EG 54). 
"Se acusa de la violencia a los pobres y a los pueblos pobres" (EG 59), y se pretende "encontrar la solución en una 'educación' que los tranquilice y los convierta en seres domesticados e inofensivos" (EG 60). Se produce un "acelerado deterioro de las raíces culturales" (EG 62) y la "proliferación de nuevos movimientos religiosos" (EG 63), a la par que "se tiende a reducir la fe y la Iglesia al ámbito de lo privado y de lo íntimo" (EG 64). Se "debilita el desarrollo y la estabilidad de los vínculos entre las personas", incluyendo los familiares (EG 67). 
Si bien existen "debilidades" en las "culturas populares de los pueblos católicos [...], la piedad popular es el mejor punto de partida para sanarlas y liberarlas" (EG 69). Por otra parte, "una cultura inédita late y se elabora en la ciudad", que se convierte en "lugar privilegiado de la nueva evangelización" (EG 73), si bien en ella también "se desarrollan el tráfico de drogas y de personas" (EG 75).
En este contexto, una tentación de los agentes pastorales es la "preocupación exacerbada por los espacios personales de autonomía y de distensión" (EG 78), el "aferrarse a seguridades económicas, o a espacios de poder y de gloria humana" (EG 80), con "actividades mal vividas" (EG 82), y el progresivo desarrollo de una "psicología de la tumba, que poco a poco convierte a los cristianos en momias de museo" (EG 83), o en "pesimistas quejosos y desencantados con cara de vinagre" (EG 85).
El Papa recuerda que "estamos llamados a ser personas-cántaro" (EG 86), descubriendo "la mística de vivir juntos [...] en una santa peregrinación" (EG 87), en una especie de "fraternidad mística, contemplativa" (EG 92). Con esto contrasta la "mundanidad espiritual" (EG 93), que hace mirar "de arriba y de lejos" y "rechaza la profecía de los hermanos" (EG 97); la "fascinación del gnosticismo" o su contracara, "el neopelagianismo autorreferencial y prometeico" (EG 94), propio de "generales de ejércitos derrotados" (EG 96).
Es cierto que "ha crecido la conciencia de la identidad y la misión del laico en la Iglesia" (EG 102), pero es necesario "ampliar la presencia femenina" (EG 103), "escuchar a los jóvenes [para que sean "callejeros de la fe" (EG 106)] y a los ancianos" (EG 108). 
Para quienes tuvieren interés, pueden rastrearse estos mismos temas durante los primeros siete meses del pontificado de Francisco, en mi libro Francisco, obispo de Roma en el Año de la Fe, pp.49-54 ("El ídolo del dinero y la cultura del descarte"), y pp.43-47 ("El discipulado misionero de todos los bautizados"). 



Podemos preguntarnos: ¿Cuál(es) de estas tentaciones me (nos) afecta(n) más a mí (a nosotro/as)? En este contexto socio-cultural y eclesial de referencia, ¿qué debería(mos) revisar, convertir y/o priorizar?

martes, 14 de enero de 2014

[19] EVANGELII GAUDIUM, cap.V: "Evangelizadores con Espíritu"


Con esta ficha concluye el curso virtual "SIGUIENDO LOS PASOS, GESTOS Y ENSEÑANZAS DEL PAPA FRANCISCO": hoy, 12 de diciembre, Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de América. Y aquí quisiera compartirles dos pequeñas experiencias. 
1) La exhortación apostólica "EVANGELII GAUDIUM" [=EG], programática del pontificado actual y con la que concluyo este curso, es el documento correspondiente al Sínodo para la Nueva Evangelización, que comenzó el 7 de octubre de 2012. Ese mismo día, el por entonces Cardenal Jorge M. Bergoglio sj, que no participó del Sínodo, prologaba el epílogo de mi Trilogía: "Peregrinando al Santuario" (ver Trilogía, Vol.3: Lectio pastoral y epílogo, pp.421-422), "al regresar de la 38º peregrinación juvenil a Luján". El detalle lo advertí recién hace unos días, pero lo cierto es que en este santuario de Luján es donde he pasado y sigo pasando mis mejores y más felices días de vida pastoral, sobre todo confesando (y bendiciendo) peregrinos.
2) La segunda pequeña experiencia tiene que ver con otro aniversario. Hace exactamente un año, recibía la invitación de Credo Ediciones (Saarbrücken, Alemania) para publicar la Trilogía en torno a la cual fui desarrollando una serie de cursos virtuales gratuitos en este blog. Hasta el momento había dado vuelta 'cielo y tierra' tratando de encontrar una editorial que aceptara publicar mi trabajo sin pagar, e incluso la más segura y con recomendación (¡del ahora Papa!), había fracasado para el librito conclusivo (que entre paréntesis, creo que es lo mejor, más creativo e integrador que llevo escrito). Lo cierto es que haber esperado tanto me permitió pulir y enriquecer más y más el trabajo previo. Acabé publicando no sólo la Trilogía, sino otros cuatro libros, dos de ellos reediciones revisadas, actualizadas y ampliadas, 7 en total, unas 2550 páginas, en el mismo grupo editorial.
3) Las dos pequeñas historias (la petrina y la mariana) se anudan. No solo porque fue en torno a un santuario en donde el referido librito epílogo se gestó y concretó, sino porque el año pasado la fiesta de María de Guadalupe cayó el 12/12/12... Y porque fue también en un santuario mariano latinoamericano donde se acuñó la expresión "discipulado misionero" (Aparecida, 2007) que tanto me inspiró (de hecho, el proyecto de escribir una "Teología del cambio de época" lo fui concretando ese mismo año). Por aquel entonces, el presidente de la comisión redactora había sido el Card. Jorge M. Bergoglio sj, con la estrecha colaboración del ahora Mons. Víctor M. Fernández (Rector de la Pontificia Universidad Católica Argentina, en la que trabajo), único teólogo contemporáneo citado en EG.


*  *  *

"Jesús quiere evangelizadores que anuncien la Buena Noticia no sólo con palabras sino sobre todo con una vida que se ha transfigurado en la presencia de Dios" (EG 259). Para un renovado impulso misionero "no sirven ni las propuestas místicas sin un fuerte compromiso social y misionero, ni los discursos y praxis sociales o pastorales sin una espiritualidad que transforme el corazón" (EG 262). Por eso, "¡cuánto bien nos hace dejar que Él [Jesús] vuelva a tocar nuestra existencia y nos lance a comunicar su vida nueva!" (EG 264). 
"El verdadero misionero, que nunca deja de ser discípulo, sabe que Jesús camina con él, habla con él, respira con él, trabaja con él" (EG 266). Pero "para ser evangelizadores de alma también hace falta desarrollar el gusto espiritual de estar cerca de la vida de la gente [...]. La misión es una pasión por Jesús pero, al mismo tiempo, una pasión por su pueblo" (EG 268). "Jesús quiere que toquemos la miseria humana, que toquemos la carne sufriente de los demás" (EG 270). "Jesucristo no nos quiere príncipes que miran despectivamente, sino hombres y mujeres de pueblo" (EG 271). 
"Un misionero entregado experimenta el gusto de ser un manantial, que desborda y refresca a los demás" (EG 272), sintiendo que "es lindo ser pueblo fiel de Dios" (EG 274). Está convencido que "en medio de la oscuridad siempre comienza a brotar algo nuevo, que tarde o temprano produce un fruto" (EG 276). Tiene la certeza "que Dios puede actuar en cualquier circunstancia, también en medio de aparentes fracasos", y "la seguridad de que no se pierde ninguno de sus trabajos realizados con amor" (EG 279). 
Por último, "no hay mayor libertad que la de dejarse llevar por el Espíritu" (EG 280). Esto supone dar lugar también a la "intercesión [...], porque la contemplación que deja fuera a los demás es un engaño" (EG 281).
María es la Madre de la evangelización, y "sin ella no terminaríamos de comprender el espíritu de la nueva evangelización" (EG 284). "El pueblo lee en esa imagen materna todos los misterios del Evangelio". María es el "icono femenino" de la Iglesia (EG 285), que "a través de las distintas advocaciones [...] comparte las historias de cada pueblo que ha recibido el Evangelio" (EG 286). "'Su excepcional peregrinación en la fe representa un punto de referencia constante para la Iglesia'", sobre todo en la "noche de la fe" (EG 287). 
"Hay un estilo mariano en la actividad misionera de la Iglesia" que es "revolucionario" por la "ternura y el cariño [...]. María sabe reconocer las huellas del Espíritu de Dios en los grandes acontecimientos y también en aquellos que parecen imperceptibles. Es contemplativa del misterio de Dios en el mundo, en la historia y en la vida cotidiana de cada uno y de todos". Es "la que sale para auxiliar a los demás 'sin demora'" (EG 288).
Pueden seguirse estas mismas temáticas en el magisterio previo del Papa en mi libro Francisco, obispo de Roma en el Año de la Fe, pp.27-32 ("La vida y misión de la Iglesia hoy") y pp.73-76 ("La santidad cristiana y María").



Podemos preguntarnos: ¿Vivo la misionariedad con 'pasión'? ¿Se alimenta de la comunión con Jesús y la contemplación diaria vivida en medio del pueblo? ¿Qué lugar ocupa María en mi vida? ¿En qué sentido se convierte para mí en icono de la nueva evangelización?